Una nena de dos años falleció producto de un golpe tras ser aplastada por una pileta de cemento en el barrio Libertador II, Catamarca. Fue trasladada de inmediato al Hospital de Niños Eva Perón, donde recibió la atención médica necesaria.

Sin embargo, pese al esfuerzo de los médicos, la niña perdió la vida a causa de lo que se conoció mas tarde por el parte médico fue un “aplastamiento de tórax”.

El fiscal Herrera ordenó hacer la autopsia correspondiente, y luego entregó el cuerpo a su familia.