Tres habitaciones, que forman parte de un conventillo del barrio porteño de La Boca donde viven unas 40 familias, quedaron destruidas, en la mañana de este jueves, como consecuencia de un incendio que habría sido intencional y que puso fin a la vida de dos mujeres, un hombre y un bebé.
 
Vecinos del lugar informaron a los medios de prensa que uno de los habitantes del conventillo, tras golpear a su pareja, prendió fuego un colchón y escapó.
 
El fuego rápidamente cubrió la habitación de madera y se propagó a dos piezas linderas, dijeron los denunciantes.
 
Según los bomberos, el incendio se produjo minutos después de las 6.30, en una de las habitaciones de un conventillo de la calle Pedro de Mendoza al 1447.
 
Vecinos del lugar se autoevacuaron como medida preventiva mientras los bomberos sofocaban el fuego que fue rápidamente circunscripto y extinguido alrededor de las 7,30.

En el lugar trabajaron bomberos de los cuarteles La Boca, San Telmo, Vuelta de Rocha y Policía Federal. En tanto el director del SAME, Alberto Crescenti, aseguro en diálogo con Crónica que las víctimas "carbonizadas" fueron "dos mujeres, un hombre y un bebé".