El gobierno porteño advirtió este domingo que descontará el día a los maestros que adhieran a la huelga del martes, al señalar que se trata de un “paro que sacaron de la galera” porque “nunca” se rompió el diálogo con las autoridades de la Ciudad.
 
Así lo indicó la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, al señalar que en principio la propuesta salarial a los docentes era del 19,75 por ciento pero ese monto fue mejorado de acuerdo a la proyección de la inflación por lo que se elevó a una oferta similar a la bonaerense con el 21,5 por ciento de aumento.
 
Sin embargo, los sindicatos docentes consideraron “insuficiente” la nueva propuesta de la administración de Horacio Rodríguez Larreta y convocaron a un paro de actividades con movilización para el martes.  

Esa decisión fue cuestionada en la mañana de esta jornada por Acuña quien, en diálogo con radio Mitre, afirmó que “por supuesto” se descontará “el día no trabajado” como “se hizo siempre”.
 
Y, apuntó contra los gremios por convocar a un “paro sindical” pese a que “nunca” hubo una ruptura del diálogo con las autoridades gubernamentales.
 
“El paro lo sacaron de la galera”, se quejó la funcionaria a la vez que aseguró que “es falso que no hay diálogo” entre las autoridades porteñas y los sindicalistas con quienes mantienen abiertas mesas de diálogo “desde febrero”.
 
Además, recordó que pese a que no se logró un acuerdo salarial con los maestros, en marzo se otorgó un incremento “del 10 por ciento” a cuenta para que “no hubiera pérdida del poder adquisitivo” con lo cual en mazo un docente sin antigüedad llegó a los “26 mil pesos de bolsillo”.
 
“Nuestras proyecciones en principio daban que la inflación iba a llegar al 18 por ciento por eso ofrecíamos el 19,75 para estar por arriba de la inflación. Vimos que ese número iba a ser superado y por eso venimos hablando con ellos de armar una propuesta similar a la de Provincia de Buenos Aires” por lo que se elevaría el porcentaje al 21,5, explicó la funcionaria.
 
A esa propuesta se le sumaría “un bono a fin de año y una recomposición de los cargos de conducción, algo que hace años planteamos que hay que hacer pero que en un contexto inflacionario es difícil”.
 
Consultada sobre el salario de los docentes, que en diciembre llegaría a los 28 mil pesos de bolsillo, admitió que desde el gobierno “quisiéramos que se mejor” pero que el monto “acompaña la responsabilidad que tenemos con las cuentas de la Ciudad”.

Los gremios docentes acudirán el próximo jueves, a las 15, a la mesa salarial convocada por el gobierno porteño en la sede de la cartera educativa de la Ciudad, en Paseo Colón al 200, donde se intentará destrabar el conflicto. El próximo martes, en tanto, los docentes marcharán desde ese edificio hasta la Legislatura de la Ciudad.