La Justicia de Georgia detuvo a una mujer de 33 años acusada de matar a cuatro de sus hijos y a su marido de 33 años en una casa de Loganville. Además, intentó asesinar a una pequeña de 9 años que logró sobrevivir. La sospechosa llamó ella misma a la policía y confesó el macabro crimen. 

La mujer acuchilló a las víctimas y las autopsias determinarán cómo murieron exactamente. Entre los damnificados se encuentran el padre de los chicos y cuatro menores de 10, 7, 4 y 2 años.

Autoridades sospechan que la mujer llamó a la policía horas después de cometer el crimen y creen que estuvieron en casa toda la noche. Además, determinaron que la mujer utilizó un cuchillo para cometer el crimen. La acusada enfrenta cinco cargos de asesinato y seis de agresión agravada.