El histórico edificio Elefante Blanco, ubicado en el barrio porteño de Villa Lugano, comenzará a ser demolido en agosto para construir una nueva sede del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, informaron este miércoles autoridades del gobierno porteño, aunque quedan al menos 80 familias de la Villa 15, lindante con el predio, que deben ser relocalizadas para el inicio de las obras. 

"Hay necesidad de tirar abajo el edificio, es irrecuperable", dijo en una conferencia de prensa el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien confirmó que se mudará el ministerio “para que genere integración en el barrio”.

"La villa va a dejar de estar oculta detrás de este monstruo", agregó Rodríguez Larreta y definió al Elefante Blanco  como "el símbolo del fracaso en la Ciudad y Argentina".

El gobierno porteño prevé iniciar el 10 de agosto la demolición, que tomará 280 días, y luego realizar un proceso participativo con los vecinos del lugar para definir cómo se va a utilizar el terreno ubicado en avenida Piedrabuena 3250.

"Nos están pidiendo espacios públicos", aseveró la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, al referirse a las 340 encuestas de antropología urbana realizadas para conocer el deseo de los porteños, y justificó que la nueva sede del gobierno permitirá que “el Estado esté cerca de la gente”.

En tanto, para marzo de 2019 se estima que estará construida la nueva sede del ministerio de Derechos Humanos y Hábitat, un edificio de tres pisos y de 17.700 m2, inteligente y sustentable, de cara a la avenida, que llevará  1.138 puestos de trabajo al sur de la Ciudad.

La ministra reconoció que el emplazamiento de la nueva sede puede hacerse en paralelo a la demolición, sin embargo, no podrá empezarse el derrumbe manual del edificio sin relocalizar a las familias linderas. 

Desde 2011, cuando el gobierno de la Ciudad se hizo cargo del edificio, se inició el proceso de relocalización de unas 90 familias que residían dentro del predio con altos niveles de contaminación por los basurales, presencia de roedores y aguas servidas en el subsuelo. 

"Cada familia fue relocalizada, se trataron los casos uno por uno", aseguró Rodríguez Larreta.

No obstante, todavía permanecen 80 familias en las adyacencias, que piden al gobierno porteño que les entregue una solución habitacional. 

"Estamos esperando una solución, dicen que van a seguir dialogando", aseguró Enrique, un delegado de la manzana 27 bis, de la Villa 15, quien encabezó una protesta de decenas de personas a la salida de la conferencia de prensa del jefe de Gobierno.

Miriam, otra de las vecinas, aseveró que “ofrecen miseria, 180.000 pesos por familia no alcanza para comprar nada”. “Queremos una vivienda, no nos sirve la plata”, concluyó.

El edificio conocido como Elefante Blanco fue diseñado en la década del 30 pero la obra quedó detenida en 1955, por lo que su estructura estuvo sin mantenimiento por más de 80 años. 

Las obras de integración urbana que propone realizar la Ciudad suponen la construcción de redes pluviales, el soterramiento de la red eléctrica y de fibra óptica, la construcción de calles y veredas, la inclusión de luminarias, estacionamiento, mobiliario urbano, y la revalorización e incorporación de espacios públicos,  plazas, parques y arbolado.