La misión del Comité Internacional de la Cruz Roja, que se encuentra en las Islas Malvinas, realizó una ceremonia religiosa en el cementerio de Darwin, antes de dar inicio, en las primeras horas de hoy, a las tareas de identificación de 123 tumbas.

En una jornada que comenzó con lluvia y una temperatura de 3 grados, el equipo de forenses -encabezado por el jefe del Plan de Proyecto Humanitario del CICR, Laurent Corbaz- participó en Darwin de un oficio religioso encabezado por el sacerdote de las islas, el padre John Wisdom, informaron fuentes del comité.

Tras la ceremonia, la misión, integrada por unos 12 forenses -entre ellos Luis Fondebrider y Mercedes Salado, del reconocido Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF)-, ultimó los detalles para dar comienzo a las tareas de exhumación de 123 de las 237 tumbas que se encuentran en el cementerio, las cuales llevan la leyenda "Soldado argentino sólo conocido por Dios".

En el cementerio, que permanece restringido al público en general y a los medios de comunicación hasta que termine la operación, se montó un laboratorio en containers, donde se recogerán pequeñas muestras óseas, que se enviarán al centro que posee el EAAF en la provincia de Córdoba, para ser comparados con las muestras tomadas de los familiares que prestaron su consentimiento, que hasta el momento serían unos 93.