NOTAS RELACIONADAS

  • Córdoba vive una emergencia total de transporte

  • Colectiveros de Córdoba levantaron la huelga

  • Marcha atrás: sigue el paro de colectivos en Córdoba

Los colectiveros de Córdoba que se encontraban de paro desde hacía nueve días decidieron levantar la medida de fuerza a fin de iniciar un diálogo con las autoridades que permita la reincorporación de los despedidos.

Los delegados dispusieron levantar la huelga luego de que esta mañana unos 400 choferes volvieran a trabajar por temor a que las empresas avanzaran con los despidos, ya que se trata de un paro declarado ilegal porque la intervención de la UTA local no avaló la medida, lo mismo que la dirigencia nacional.

Los dirigentes anunciaron que se sentarán a negociar con el Ministerio de Trabajo provincial, los empresarios y la Municipalidad de Córdoba a fin de reincorporar a los cerca de cien despedidos y para que se abonen los días de paro.

Si bien los delegados de base que conducen el conflicto de la UTA Córdoba acordaron la noche del lunes en el Ministerio de Trabajo provincial el levantamiento de la medida con la reincorporación de los despedidos, los empresarios privados que controlan gran parte de las líneas negaron esa posibilidad, por lo que la huelga continuó hasta este mediodía.

El intendente, intransigente

Ramón Mestre anunció que los trabajadores de la empresa de transporte municipal Tamse "que están despedidos seguirán despedidos" y que "los días no trabajados no se van a pagar".

"Los trabajadores despedidos han perdido su trabajo y las horas no trabajadas no van a ser abonadas", aclaró el intendente de Córdoba a Cadena 3. "El municipio, el directorio de Tamse, que es una empresa del Estado y cuyo único accionista es el municipio de Córdoba, con lo cual la máxima autoridad es el intendente, no comparte condiciones que signifiquen volver a una conciliación obligatoria donde los trabajadores despedidos, para nosotros, han perdido su trabajo y las horas no trabajadas no deberán ser abonadas”, insistió.

Además, envió una amenaza a los choferes en conflicto: "Si siguen en la ilegalidad van a seguir saliendo más telegramas (de despido), ayer salieron treinta más".