Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

En un acto extraño para los cánones tradicionales de la política -sin gente, sin militantes y a puertas cerradas-, Florencio Randazzo eligió el hotel NH de la calle Bolívar, a 200 metros de la Casa Rosada, para presentar su movimiento, con el que intentará dar pelea en la interna contra el cristinismo, y que lleva el nombre de “Cumplir, el valor de la palabra”.

Esto tensa aún más la interna con CFK, cuyo sector insiste en la necesidad de la unidad, mientras que el randazzismo es partidario de dirimir diferencias en las PASO de agosto. Randazzo rompió muy tímidamente el silencio que se autoimpuso desde la llegada de Mauricio Macri al poder.

“El gobierno de Macri es producto de nuestros errores” y “no voy a hablar mal de ningún compañero” son las dos frases más destacadas del atípico lanzamiento del hombre de Chivilcoy.

Lo acompañaron Juan Manuel Abal Medina, Alberto Fernández, Fernando “Chino” Navarro, Emilio Pérsico y los tres intendentes del conurbano que lo respaldan: Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis y Eduardo Bucca, entre otras presencias.

Al finalizar la reunión, Fernández dijo que el espacio buscaba comunicar que “hay un espacio dispuesto a competir en las PASO del Partido Justicialista o del frente que el Partido Justicialista constituya y que va a llevar como candidato a senador a Florencio Randazzo”.

Abal Medina, por su parte, indicó que la intención del espacio es presentarse dentro del PJ: “Hay una ley nacional sobre la democratización de la política que establece las PASO. Si en un partido alguien quiere competir, es imposible proscribirlo”.

¿Negociación en marcha? Cristina y Randazzo están inflexibles en sus posturas públicas. La ex presidenta dice que Randazzo no tiene que ir a internas, e indica que el único camino que le queda es plegarse al frente que está armando ella y sus seguidores.

Randazzo, en público, asegura no estar dispuesto a la unidad y anticipó que se verán en las PASO. Por debajo, distintas fuentes del partido aseguran que hay negociación en curso. Que el kirchnerismo negocia con el ex ministro lugares en las listas y que ambas partes tensan las cuerdas pero no rompen. Los plazos apremian.

El miércoles 14 se deben anotar las alianzas electorales para ir a las PASO. Fernando Espinoza, titular del PJ bonaerense, inscribirá al partido en el frente que propone Cristina. Randazzo puede llegar a recurrir a la justicia y decir que la inscripción del PJ bonaerense en el frente de Cristina es ilegal.

El randazzismo dice que Cristina está obligada a dar las PASO dentro del peronismo. Aunque los que conocen los recovecos de las leyes electorales contaron a “Crónica” que un partido no puede negarse a ir a las PASO, pero un frente sí.

El frente electoral determina qué partidos lo integran. Si es así y Randazzo quiere competir, debería armarse otro frente, ya que su línea sería rechazada en el frente ciudadano de CFK. Así es el rompecabezas que por ahora desvela al peronismo. Sin embargo, randazzistas y cristinistas se cuidan de no insultarse por los medios, y es porque quizás terminen juntos.