Una mujer de entre 35 y 45 años falleció este miércoles luego de tirarse prendida fuego del sexto piso del hospital Central de Mendoza. Allí, su cuerpo impactó contra el subsuelo por donde se ingresa a la guardia.

En principio, se trataría de un suicidio, aunque la Justicia investiga lo sucedido previo a la caída, para determinar los hechos.

Según informaron desde el ministerio de Salud, el hecho ocurrió cerca de las 12.30 de este miércoles y en la habitación desde donde se habría arrojado la mujer, la Policía Científica secuestró sus pertenencias y una botella de alcohol.

Aún no queda claro si la víctima fatal de este suceso quiso quitarse la vida o si cayó al vacío tras prenderse fuego aproposito o por accidente.