NOTAS RELACIONADAS

  • Identifican al tercer autor del último atentado en Londres

  • Londres: se elevan a 7 los muertos y casi 50 heridos

Ignacio Echeverría, conocido como el "héroe del monopatín" porque se interpuso con su tabla de skate entre una mujer y los atacantes del atentado de Londres, está muerto, confirmaron este miércoles el gobierno español y familiares. 

Tras una espera de casi cuatro días desde el atentado, cuando fue dado por desaparecido, las autoridades británicas confirmaron que el español de 39 años es una de las ocho víctimas mortales del ataque del sábado, indicó un comunicado del ministerio de Exteriores. 

"Mi hermano Ignacio intentó parar a unos terroristas, y perdió su vida intentando salvar a otros", escribió su hermana Isabel en Facebook. "Igna te queremos y nunca te olvidaremos", expresó. 

Su otra hermana, Ana, agradeció en Facebook "a todos los que quisiste y cuidaste", en un mensaje en el que lamentó no obstante que "hasta el viernes como pronto" no podrán "estar con su cuerpo", según les notificaron las autoridades en Londres. 

Ignacio Echeverría, especialista en la lucha contra el blanqueo en el banco HSBC en Londres, estaba paseando con unos amigos cuando presenció los hechos ocurridos la noche del sábado: tres atacantes atropellaron a transeúntes con una furgoneta y luego salieron del auto para acuchillar indiscriminadamente a personas, antes de ser abatidos por la policía. 

Según han relatado los amigos que lo acompañaban, Echeverría se interpuso entre uno de los atacantes y una mujer a la que éste estaba agrediendo. La última vez que lo vieron, yacía en el suelo.  

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, dijo estar "consternado" por su muerte, al enviar sus condolencias a la familia. "Lo recordaremos siempre por su acto heroico y ejemplar", escribió en Twitter. 

Luego, Rajoy dijo haber solicitado que se le conceda a Echeverría la Cruz de Plata de la Orden del Mérito Civil a título póstumo, una condecoración que se otorga a personas que "hayan prestado servicios relevantes" al Estado. 

La tardanza en la confirmación de la muerte de Echeverría -el último de los ocho muertos en ser identificado- había generado críticas del gobierno español. 

"No puedo dejar de expresar cierta perplejidad" por el retraso, dijo desde Moscú el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis. "Lo que está pasando la familia, insisto, es inhumano", abundó el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido

En medio de la angustiante búsqueda, los padres y Ana habían viajado a Londres, donde vive la otra hermana, Isabel. Ignacio tenía además otros dos hermanos.