Por: Damián Juarez
djuarez@cronica.com.ar

En Cambiemos de la provincia de Buenos Aires todos repiten el mismo libreto. Dicen que hay que esperar 15 días. Que allí se definirá cómo será la batalla bonaerense. Lo que hay que esperar, aclaran, es si Cristina Fernández de Kirchner juega o no.

En virtud de ello habrá una campaña distinta. Esteban Bullrich se sigue probando el traje de candidato, aunque la campaña estará en las espaldas de María Eugenia Vidal. La cercanía con la gente es la premisa del PRO, y a la gobernadora se la vio acercarse a un centro de ayuda social en Tres de Febrero pasadas las 21 del jueves. Esto marca que la campaña arrancó y será las 24 horas.

Para hablar de esto, jueves hubo una cumbre de intendentes de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires realizada en la República de los Niños, cerca de La Plata. Allí, a Macri lo representó la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quien dijo palabras para animar a la tropa: "Vidal ha dado un cambio de gestión, de cercanía a los bonaerenses que fue muy importante. Eso siento yo cada vez que estoy en un municipio y cada una de las familias me cuenta cómo ahora siente a la provincia presente; cómo sienten que estamos desde la Nación, la provincia y cada municipio justamente para acompañar y atender las necesidades de la gente".

La presencia de Stanley en el foro, que reunió a los 69 jefes comunales bonaerenses que responden a Cambiemos -de un total de 135-, no fue caprichosa.

Se trata de reforzar la presencia de la ayuda social del Estado en la previa a las elecciones.

Algunos especularon con la candidatura de Stanley pero en Cambiemos afirman que Bullrich sigue firme como candidato. Aunque aclaran el latiguillo de siempre: "La candidata verdadera es Vidal, es la que arrastra, más allá de quién esté en la lista".

"Si va Cristina, mejor"

En el PRO bonaerense dicen que no están preocupados si Cristina es o no lo candidata del PJ. Afirman que los números que manejan les dan bien. Hablan de que ganan con el 40 por ciento si CFK está en las listas y con el 35 si la ex presidenta finalmente no compite. En este segundo caso, afirman, crece la figura de Sergio Massa. En cambio, con Cristina candidata afirman que habrá polarización y el hombre de Tigre bajará su caudal de votos. "Si Cristina es candidata, mejor", afirmó a Crónica uno de los asistentes a la reunión.

Los intendentes escucharon varias exposiciones, en un panel que encabezó Stanley, secundada por Jorge Macri, jefe comunal de Vicente López. Federico Suárez, uno de los hombres de comunicación de Vidal, explicó cómo serán los mensajes de campaña.

Dos o tres ideas: la comunicación se centrará en el estar y en el hacer, les pidió cercanía con los vecinos y no abandonar la modalidad del timbreo.

Los intendentes, por último, recibieron instrucciones precisas respecto de cómo deben ser los aportes de campaña, para evitar denuncias de irregularidades en este aspecto.

Vidal, mientras tanto, se mostró por Bahía Blanca, y en tono electoral, disparó: "Le vamos a ofrecer al electorado un equipo, no un liderazgo individual porque no creemos en eso, sino en un equipo de trabajo que represente eso que somos: gente honesta que vino a hacer cosas que no se hicieron antes".

La gobernadora, al hablar ante un foro de editores de Adepa reunidos en el sur bonaerense, finalizó afirmando que "el parche, la improvisación, la medida de corto plazo se paga cara no sólo en lo económico sino en las vidas de la gente, y estamos dispuestos a recorrer el camino difícil por primera vez, a dejar de lado el atajo y a ir por la ruta principal y no más por la colectora".