Especialistas del Hospital Masvernat de Concordia confirmaron que un chico de 15 años al que atendieron por lesiones es la primera víctima del juego suicida "La Ballena Azul". "Se trata de un caso constatado y documentado", dijo la doctora Magalí Pérez Garnier.
 
Ballena Azul es un juego que propone a los participantes, mayoritariamente chicos vulnerables de 12 a 16 años, a 50 desafíos en el que el suicidio es el último de la lista.

Originario de Rusia, los administradores -también llamados curadores- contactan a chicos y adolescentes a través de perfiles falsos de redes sociales y aplicaciones de grupos cerrados para invitarlos a participar del juego, para lo cual deben superar distintas pruebas diarias, la mayoría peligrosas, durante 50 días. El último reto es quitarse la vida.

Los pruebas implican cortarse los labios, hacerse un agujero en la mano o tatuarse una ballena en el brazo con una lámina, lo que deben probar a través de fotos y videos.

Las denuncias sobre adolescentes que son invitados a ingresar al juego se replican en Europa y Sudamérica, principalmente en Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.