Dos hombres recibieron 83 varazos en la espalda por ser homosexuales arriba de un escenario público ante decenas de personas en Indonesia. El tribunal islámico decidió condenarlos y la multitud que asistió al acto avaló la atrocidad. 

Los jóvenes de 20 y 23 años fueron acusados de mantener relaciones homosexuales en la provincia de Aceh, la única que sanciona las relaciones entre personas del mismo sexo. 

La Fiscalía le redujo dos varazos por haber estado detenidos durante dos meses. La ejecución del castigo se compartió en las redes sociales.