En esos momentos, la policía les dio la orden de alto y así se desató un nuevo enfretamiento a tiros, donde varios de los asaltantes estarían heridos de gravedad, mientras que lograron huir y refugiarse en la zona del bosque. Ahora, las fuerzas de seguridad aguardaran hasta el amanecer del próximo miércoles para ingresar y detenerlos.

Al mismo tiempo, según publicó el medio paraguayo ABC Color, se cree que durante su huida los delincuentes abandonaron una bolsa con varios fajos de billetes estadounidenses, brasileros y paraguayos que serían parte del millonario botín, así como una fusil antiaéreo Punto 50.

Por último, según los investigadores estas personas son miembros del Primer Comando de la Capital, el mayor grupo criminal brasileño, que no solo cuenta con armas de grueso calibre, sino que además utiliza explosivos de gran magnitud.