Por Luciano Bugner 

@lucianobugner 

Las palabras del ministro de Justicia, Germán Gavarano, llegaron hasta Unicef, organismo que se mostró en contra de bajar la edad de imputabilidad porque "sería retroceder". Distintos expertos le comunicaron a "Crónica" que "Argentina podría ser denunciada" por organismos internacionales en caso de llevar a cabo esta medida.

Cabe destacar que actualmente en nuestro país sólo el 1,12% de los detenidos son menores de edad.


"Lo veo como algo sintomático, como una reacción al caso de Brian, que fue de público conocimiento", sostiene Alejandro Morlachetti (abogado especialista en derecho internacional y derechos humanos), para quien allí radica el problema de la discusión.

"Es correcto que se armen estos debates, pero no es adecuado que se focalice en la edad como punto de partida. Además van a armar una comisión de expertos, pero desde el gobierno ya adelantaron su opinión. Espero que eso no sea una marcada de cancha", agregó a "Crónica".

Para el especialista -consultor de Unicef- se deberían discutir "temas más profundos, como las medidas de seguimiento para cuando el chico recupera su libertad". En esa línea, María Ángeles Misuraca, del Departamento de Protección y Acceso a la Justicia de Unicef, resaltó la "necesidad de rediscutir el régimen penal de menores" (ley 22.278) aunque eso no signifique bajar la edad.

"Eso -para Morlachetti- es una medida regresiva, y que conlleva mucha demagogia. Cuando un chico delinque hay múltiples causas que lo llevan a hacer eso. Y la edad no tiene mucho que ver, eso lo demuestran las estadísticas. Por eso esta iniciativa significa cortar por el hilo más fino, y no viendo la problemática de fondo".

Según Misuraca, "lo interesante es que se trabaje en la ampliación de medidas alternativas a la privación de la libertad".

"El eje de la justicia penal infantil -agregó- debe ser la prevención, y alejada de la ley penal, respetando con esto también la Convención Internacional de los Derechos del Niño", que además en Argentina, como en tantos otros países, tiene alcance constitucional.

Datos de Unicef Argentina señalan que en los establecimientos de privación de la libertad, unas 1.300 personas cometieron delitos siendo menores de 18 años. De ese total, 82 (es decir, el 6,3%) es menor de 16 años, y con 16 y 17 años hay 789 (60,5 por ciento). El resto ya cumplió la mayoría de edad.

El organismo manifestó mediante un comunicado que cree que bajar la edad de imputabilidad "no suma" y que sólo conduciría a "llenar con chicos" los institutos de menores.

Juan Pablo Gallego, abogado especialista en derechos del niño, le contó a este medio que "la baja por sí sola no genera ninguna solución. Es un debate incompleto que lo que hace es responder a los reclamos por la inseguridad, pero que no generaría ningún cambio".

En forma de pregunta deslizó: "¿Si aparece un chico que mata con 12 años, volverán a bajar la edad?".

Para Gallego, "Argentina tiene un déficit legal en el cumplimiento de los derechos del niño, así como también en el sistema carcelario" ya que "no está la infraestructura necesaria".

Por último, Morlachetti subrayó que "si bajar la edad no está bien argumentado, organismos internacionales tomarán medidas en contra de Argentina".