La recaudación impositiva de diciembre alcanzó a 275.542 millones de pesos y creció 90 por ciento respecto a igual mes del año pasado, impulsada por los fondos adicionales que generó el blanqueo de capitales, informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

El pago del impuesto para ingresar al sinceramiento fiscal generó un aporte extra en diciembre 90.395 millones de pesos, según informó Alberto Abad, titular de la AFIP, durante una conferencia de prensa.

Si se excluyen estos ingresos extraordinarios, los recursos tributarios del último mes de 2016 se ubicaron en 185.542 millones de pesos, que representa un alza de 28 por ciento en la comparación interanual.

De esta forma, tras el resultado de diciembre la recaudación de 2016 fue de 2.070.154 millones de pesos, que incluyen 106.769 millones de pesos del blanqueo de capitales. Abad destacó que las cifras del blanqueo de capitales “ampliaron la base tributaria” y consideró que se generarán “beneficios estructurales” que se prolongarán en el tiempo.

En lo que respecta a la recaudación anual, se observaron subas de 13,5 por ciento en el impuesto a las Ganancias, 34,7 por ciento en el IVA, 58,7 por ciento en derechos de importación y 33,7 por ciento en el sistema de seguridad oficial.

En tanto, la recaudación por el impuesto al cheque aumentó 35,1 por ciento y por bienes personales 7,3 por ciento. En tanto las retenciones a las exportaciones mostraron una baja de 5,8 por ciento, por efecto de las rebajas de las alícuotas en cereales y la eliminación, por ejemplo, en el caso de las mineras.

Cabe apuntar que debido a esta situación a partir de la recaudación de enero las comparaciones interanuales comenzarán a realizarse sobre bases homogéneas. Con esta recaudación el Gobierno nacional podrá presentar los números para alcanzar la pauta de 4,8 por ciento de déficit fiscal prometida para 2016.

No obstante, cabe puntualizar que la pauta se alcanzaría con la penalidad por el blanqueo, ingreso que es “por única vez”, con lo cual si se exceptúan harían mayor la brecha fiscal y por ende obligará al nuevo titular del Ministerio de Hacienda a un esfuerzo mayor parea cumplir con el 4,2 por ciento de déficit pautado para 2017.

Abad indicó que en el primer trimestre de 2017 continuará el ingreso de fondos tributarios por el sinceramiento fiscal pero enfatizó que “en marzo se acaba”.