"El cambio institucional que se hizo es muy importante y puede haber alguien enojado, pero la Policía Federal no era una policía de todos los argentinos, era una policía sólo de los porteños. Hoy es de todos los argentinos”, dijo la funcionaria nacional, en referencia a las versiones que indicaban un rechazo por parte de algunos miembros de la Federal que no quieren pasar al ámbito de la Ciudad.

"Vamos a tener 24 policías en todo el país para atender la seguridad ciudadana y cuatro fuerzas federales que se van a dedicar a la investigación compleja”, dijo Bullrich, quien agregó que “en la transición siempre hay molestias”.

Bajo el mando del comisario José Pedro Potocar, la nueva fuerza inició sus patrullajes en la ciudad de Buenos Aires tal como había sido anunciado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Potocar desempeñó gran parte de su carrera en el ámbito de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, la Superintendencia de Drogas Peligrosas, la de Asuntos Internos y la del Interior de la Policía Federal Argentina, y su último rol fue como director de Comisarías de la Ciudad de Buenos Aires.

Desde ahora liderará la flamante Policía de la Ciudad, que estará integrada por una fusión de cerca de 6.000 efectivos con los que contaba la Policía Metropolitana, con los 19.300 de la Policía Federal que fueron traspasados a la órbita porteña. 

Si bien meses atrás Rodríguez Larreta había anunciado que la fuerza tendrá nuevos uniformes y nuevos patrulleros, con colores diferentes a los actuales, todavía no se realizaron los cambios, que llegarán de manera paulatina.