Por Florencia Golender 

fgolender@cronica.com.ar

 

Lo que iba a durar al menos cuatro años se convirtió en dejar “un auto en marcha con el camino pavimentado” para que lo continúe otro del círculo de confianza del Ejecutivo. Así describió el saliente ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, su único año de gestión, en la conferencia de prensa que brindó ayer tras ser informado de que debía dar un paso al costado.

“Misión cumplida”, aseguró, sobre los objetivos trazados doce meses atrás. El primer ministro en quedar afuera del gobierno nacional se despidió ayer por la tarde en una sala del Palacio de Hacienda repleta de periodistas y miembros de su equipo.

Sobre los hechos que desencadenaron la decisión del presidente Mauricio Macri de dejarlo afuera del equipo, Prat Gay se expresó en sintonía con el discurso oficial. Al ser consultado por el abrupto final de su gestión, el ya ex ministro optó por repetir las palabras del jefe de gabinete, Marcos Peña: “Diferencias de visión, de funcionamiento y no de rumbo”, insistió.

Además, “cuando al equipo hay que ordenarlo se lo ordena, había diferencias concretas”, agregó. La reestructuración que conllevará el desdoblamiento del ministerio ya había sido anunciada por Peña el mismo lunes en que le comunicó a Prat Gay su despido.

A partir de enero, al frente de Hacienda estará Nicolás Dujovne, y de Finanzas, el actual secretario del área Luis Caputo. “Son decisiones del Presidente que responden a cuestiones de funcionamiento”, opinó el hombre de Elisa Carrió.

Cuestión partidaria

Respecto de los dichos de la líder de la Coalición Cívica (CC), la diputada nacional Elisa Carrió, quien definió como “correcta” la decisión de apartar de un ministerio clave a uno de sus correligionarios y calificó de “gran acierto la designación de Luis Caputo”, Prat Gay desdramatizó la situación: “Es una voz más, como otras”.

Por lo pronto, su camino continuará en la CC. “Por ahora se tomará un tiempo, se irá de vacaciones y después verá qué hace”, contó a este diario un miembro del equipo de Hacienda. En tanto, sobre los rumores de ofrecimiento de un cargo en el exterior (Macri le habría propuesto ser embajador en Estados Unidos o en el Reino Unido), Prat Gay sostuvo que son sólo “versiones” pero que no tiene nada definido, aunque está “muy comprometido con el proyecto de Cambiemos”.

Los resultados

Salida del cepo, pago a los fondos buitre y recuperación de la confianza en la economía argentina, nivel de reservas y el “éxito indiscutible” del blanqueo de capitales que “ya alcanzó los 90.000 millones de dólares”, son algunos de las logros que el saliente funcionario consideró sobre su gestión.

A su vez, reconoció que el déficit de 4,8% “es alto y hay que bajarlo”; que la caída de la actividad económica fue “más profunda de la esperada”, pero que la recaudación “compensó” el déficit, de ahí que “ya nadie se preocupa por el nivel de reservas”.

Por otro lado, uno que se quedaría sin rival político es el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, quien recibió críticas de Prat Gay todo el año por la suba de tasas que retrasaban el repunte económico.

¿Cordial despedida?

La imagen para la que viajó ida y vuelta en el día a la provincia de Neuquén y que retrató la amistosa despedida con el presidente Mauricio Macri, que “tuvo la gentileza de interrumpir su descanso para recibirme”, fue destacada al menos tres veces por Prat Gay al explicar las causas de su expulsión.

Ustedes lo vieron en la foto de ayer (por el lunes) en Villa La Angostura”, resaltó sobre la elegante salida de Cambiemos, que pudo haber sido un “hasta luego”