NOTAS RELACIONADAS

  • La UOM marcha a Plaza de Mayo

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló advirtió que “vamos a hacer la pelea gremial y la vamos a hacer en la calle y si es necesario, movilizaremos a todo el gremio en defensa de las fuentes laborales de quienes ensamblan notebooks y computadoras”.

Así respondió ante una consulta periodística sobre si “la UOM va a presentar un amparo judicial para que miles de trabajadores no pierdan su empleo cuando en marzo se abra la libre importación de equipos de computación, como decidió el gobierno nacional”.

Tras destacar que “demostraremos cómo defiende la UOM a sus trabajadores”, Caló añadió que “esta decisión gubernamental generará la pérdida de más de 5.000 fuentes laborales directas y alrededor de otras 5.000 indirectas, según nuestros números y que coinciden con los que manejan los empresarios”.

El dirigente gremial puntualizó que “hoy, al igual que el jueves pasado, hicimos una marcha pacífica alrededor de la Plaza de Mayo con más de 200 delegados de todas las seccionales metalúrgicas que conforman el secretariado nacional, marcha que vamos a repetir el próximo jueves”.

Interrogado si hablan con los funcionarios, Caló manifestó que “sí, lo hemos hablado con el ministro de Producción, Francisco Cabrera planteándole el problema y ellos responden que hay una decisión tomada y no nos dan ninguna solución a la situación que le expusimos junto con los empresarios”.

¿Cómo sigue?

El gremialista sostuvo que “continuaremos el jueves próximo con otra movilización pacífica demostrando la madurez de la dirigencia sindical metalúrgica, y si no aparecen las soluciones, no dudaremos en cortar la calle y avanzaremos con una gigantesca movilización, para que el Gobierno Nacional y la sociedad tomen nota de la grave situación que vivimos los metalúrgicos”.

"Invito -añadió- a los funcionarios que tomaron la determinación de poner arancel cero a la importación de notebooks extranjeras y no permitir más que se ensamblen en el país, que se planten como me planté yo frente a una asamblea de 1.500 trabajadores y ver qué responden cuando les pregunten: ¿y ahora, qué hago sin trabajo, quién le da de comer a mi familia? Yo los quiero ver en esa situación cuando le tienen que decir a un padre o a una madre que a partir de marzo se quedan sin trabajo”.

Sobre los despidos y suspensiones en la industria metalúrgica, Caló precisó que a la fecha “tenemos registrados alrededor de 12.000 cesantes y casi el mismo número de suspendidos”.

En la misma línea que Caló, el secretario de Prensa de la UOM nacional, Emiliano Gallo, confirmó que existen conversaciones con los funcionarios gubernamentales, pero estos aducen que es una decisión tomada y "no hay vuelta atrás”.

Gallo, quién además es secretario general de la seccional Vicente López de la UOM, rescató que “la intención de estas marchas de los jueves alrededor de la Plaza de Mayo tienen como objetivo concientizar a toda ciudadanía de los que está pasando en la industria metalúrgica”.