"¡Es un honor increíble votar por mi padre! ¡Hará un trabajo tan bueno por Estados Unidos!”, escribió Eric Trump, de 32 años, en Twitter junto a una foto de su boleta, en la que aparecía marcada la opción de Donald Trump, algo que podría terminar definido como “voto cantado”.

Al darse cuenta del error, después lo borró, pero ya era tarde y la noticia ya circulaba por redes sociales y medios.

Nueva York es uno de los 18 estados del país donde hacer una foto a la boleta o tomarse una foto con ella es ilegal.

En algunos estados tienen legislaciones más ambiguas sobre el tema, pero en Nueva York es ilegal mostrar “a cualquier persona” la papeleta preparada para votar, algo catalogado como un “delito menor” bajo una ley estatal aprobada hace 126 años.

Violar esa ley puede conllevar una multa de 1.000 dólares o incluso un año de cárcel, según la Junta Electoral de Nueva York.

Un grupo de ciudadanos del estado lanzó recientemente una demanda legal para cambiar esa medida, pero un juez federal se negó a ello el jueves pasado, al argumentar que “el interés del público en elecciones ordenadas es muy superior al de los demandantes en publicar selfies con sus boletas”.

Fotografiar las boletas también es ilegal en los estados de Alabama, Alaska, Colorado, Florida, Georgia, Illinois, Kansas, Massachusetts, Michigan, Misisipi, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Dakota del Sur y Wisconsin, mientras que otros estados tienen normativas poco claras al respecto.

El mes pasado, el actor y cantante Justin Timberlake protagonizó una situación similar a la de Trump Jr. cuando se sacó una foto con la boleta, antes de votar, en su estado natal de Tennessee.

Timberlake fue uno de los millones de ciudadanos estadounidenses que aprovechó la opción de voto anticipado, que dan 37 de los 50 estados. Pese a que su foto dio vuelta por los principales medios del país y generó una fuerte polémica, las autoridades de Tennessee decidieron darle sólo una advertencia.