Por Luis Mendoza

lmendoza@cronica.com.ar

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio hizo ayer en el Senado una cerrada defensa de la Reforma Electoral impulsada por el oficialismo, con la incorporación de tecnología y el sistema de voto por Boleta Única Electrónica (BUE) con chip, que buscará aplicarse en 2017 de una sola vez en todo el país.


En un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto, que seguirá el próximo jueves con exposiciones de representantes de la Cámara Nacional Electoral, los senadores abrieron el debate sobre el proyecto sancionado en Diputados, que mereció objeciones y dudas por parte de legisladores opositores y apoderados partidarios.

Frigerio, acompañado por el secretario de Asuntos Políticos de su cartera, Adrián Pérez, aclaró que la tecnología que se busca incorporar al sistema electoral a través de un chip, no está especificada en el texto y que será en definitiva la Justicia Electoral, la que definirá la cuestión.

Lo hizo desde el Salón de las Provincias del Senado. El ministro dijo que Cambiemos "no demoniza la boleta de papel", pero consideró que se busca aplicar tecnología para agilizar el proceso electoral y a la vez garantizar la voluntad ciudadana en las urnas.

Reconoció que "no hay un sistema" electoral infalible, pero señaló que "la combinación de la incorporación de tecnologías con el conteo manual, agrega certezas y confiabilidad al proceso electoral".

Frigerio rechazó críticas esbozadas por algunos senadores del PJ-FpV, asegurando que el proyecto en discusión "no contempla una sola delegación de facultades al Ejecutivo, sino que por el contrario, se delegan a la Justicia Electoral".


Apoderados


En la apertura del plenario expusieron apoderados de distintos partidos políticos, quienes se pronunciaron a favor y en contra de la iniciativa.

El exdiputado Jorge Landau, histórico apoderado del Partido Justicialista, cuestionó la utilización de la boleta electrónica "con chip", al considerar que no le parecía aconsejable adoptar un sistema que podría permitir la modificación del sentido del voto a través de "un dispositivo remoto".

Contrariamente, el apoderado de la Unión Cívica Radical, Mariano Genovesi, se pronunció a favor.

Fundamentó que el conteo electrónico "hace a celeridad y certeza respecto a los escrutinios" y avaló que se busque trasladar la responsabilidad del escrutinio a la Cámara Nacional Electoral.


Contrapuntos


En la ronda de exposiciones y preguntas se produjeron contrapuntos entre los senadores peronistas Omar Perotti, quien defendió el proyecto que presentó junto a su par Juan Manuel Abal Medina para eliminar el chip de la boleta y el salteño Rodolfo Urtubey, quien reivindicó el sistema de votación con BUE, remarcando que en Salta se hizo y no hubo "ningún problema".

Por su parte, el senador formoseño José Mayans, negó que los legisladores que no están de acuerdo con el proyecto oficialista "estén con el fraude", quejándose entonces de una operación mediática para instalar esa idea. "Uno puede estar en desacuerdo, pero eso no quiere decir que estemos a favor del fraude", enfatizó.

"No comparto esas generalizaciones y no pienso eso", respondió Frigerio, contemporizador.