Por Gabriel Calisto
gcalisto@cronica.com.ar

En una semana en la que el peronismo pareció resurgir con la potencia que perdió en el último año y medio, el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, celebró la foto de unidad de los 50 intendentes de la provincia, y confirmó a “Crónica” que tanto Florencio Randazzo como Daniel Scioli aceptaron participar de una gran interna abierta el próximo año, a la que podrían sumarse otros nombres de peso como Cristina Fernández de Kirchner, y no descartan a Sergio Massa.

La mesa conformada por diez jefes comunales bonaerenses comenzará esta semana su funcionamiento oficial. El primer objetivo político es el debate por el presupuesto 2017, donde además de asegurar recursos para los distritos que conducen, buscarán la unidad legislativa que replique lo logrado a nivel municipios.

“Todos los sectores que se sienten peronistas nos unimos para defender a los vecinos. La mesa tratará con la gobernadora María Eugenia Vidal temas como la seguridad y las obras públicas”, le dijo Espinoza a “Crónica”.

De rol clave en la gesta de Lobos y la búsqueda de consenso, Espinoza es uno de los pocos que reparten críticas, además del plan económico de Mauricio Macri, a la gobernadora bonaerense, que conserva una de las imágenes positivas más altas del arco político.

“Reconozco que hay funcionarios de su gestión que se están destacando, como Edgardo Cenzón (Infraestructura), pero hay otros que dejan mucho que desear. En Seguridad, por ejemplo, La Matanza tenía el año pasado 800 gendarmes. A principio de año los retiraron y ahora, que están volviendo, nos quieren dar solamente 300. Hay que dejar de lado los colores políticos en estos temas, y no lo están haciendo”, reclamó por el distrito que lo catapultó y gobierna ahora su heredera, Verónica Magario.

Para el presidente Macri, reservó los dardos más fuertes: “Está claro, a nueve meses de gobierno, que su camino es beneficiar a los ricos. No pueden seguir con estos tarifazos y retiro de ayuda a los más necesitados. Cuando ganemos las elecciones del año próximo, vamos a construir una mayoría tal que corrija el rumbo, porque Cambiemos no está escuchando a la sociedad”.

Contra el endeudamiento.

La toma de deuda externa es un ítem sobre el cual el peronismo va a avanzar. El ex intendente de La Matanza señaló que “en estos nueve meses, Macri endeudó al país en el mismo monto que toda la dictadura militar. Eso es grave, y quieren repetirlo el próximo año, encima sin avanzar en ninguna obra. Son lo mejor que le podía pasar al Fondo Monetario Internacional”.

También sabe que ese será uno de los ejes en el debate del presupuesto bonaerense: “A Vidal en el primer año de gestión el peronismo le permitió endeudarse por el triple de lo que lo dejamos a Daniel Scioli en 2015. Eso no puede seguir pasando”.

De recorrida por los distritos buscando la sintonía fina entre los distintos sectores, Espinoza relató dichos de vecinos desencantados con Cambiemos: “El kirchnerismo hizo el tren a Bahía Blanca. Una señora me decía el otro día en Sierra de la Ventana que habían esperado ansiosos el regreso, pero que ahora el tren llega cargado de productos importados que dejan a la gente sin trabajo. Hay muchos independientes que sienten que se equivocaron con este gobierno, y a ellos también los tenemos que ir a buscar”.

Pensando en la unidad y la convivencia de todos los espacios que hasta hace dos semanas no podían convivir juntos, el dirigente explicó que se realizó a puertas cerradas una fuerte autocrítica.

“La hicimos. Primero, con los errores de ingeniería electoral, que no vamos a repetir. Ahora todos tendrán voz, voto y su lugar”. También habló de los errores de gestión: “Nos faltaron resolver problemas. Y ojo que el gobierno nos quiere meter a todos en la bolsa de la corrupción, pero no es así y no lo vamos a permitir. Sí hubo funcionarios que se equivocaron y queremos que se los juzgue. Pero estamos viendo los mismos hechos en el gobierno de Cambiemos. Y también queremos que se avance contra ellos”.

“El peronismo tiene miles de intendentes, de legisladores, y muchos gobernadores y sus gabinetes. Un par de tipos que se equivocaron no pueden mancharnos a todos”, concluyó.