El presidente encabezó este miércoles en la residencia de Olivos la firma de convenios con Córdoba -que ponen fin a años de conflictos de la Nación con esa provincia-, junto al gobernador Juan Schiaretti.

Los acuerdos representan "alejarse de un modelo de gobernar concentrando poder, en base a la discrecionalidad", afirmó y señaló que refuerzan el federalismo a través de "un diálogo respetuoso" entre las dirigencias políticas.

Macri dijo que "si nosotros somos respetuosos de nuestros pares que están en la dirigencia política, si buscamos acordar, si buscamos entender lo que le pasa al otro y además aceptamos cuál es el nivel de responsabilidad que tenemos, ese es el mejor mensaje que le podemos mandar a los argentinos que hoy están luchando por salir adelante".

Frente al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, legisladores nacionales e intendentes de esa provincia, el Presidente resaltó que esa tarea de consensos "por supuesto enfrenta dificultades, pero por suerte con el gobierno cordobés estamos bajando un mensaje distinto que choca a veces con sectores que se resisten a este cambio que ha emprendido la Argentina".

Subrayó que "pasada la elección todos jugamos en el mismo equipo" para que "a los argentinos les vaya mejor" y tras reivindicar el "diálogo respetuoso y el cumplimiento de los compromisos", dijo que "esta Argentina demanda que seamos todos responsables, solidarios con lo que hacemos, como estamos siendo desde el Gobierno nacional con el Gobierno de Córdoba terminando con este conflicto injusto sobre su caja previsional".

La provincia, uno de los motores del país

Tras destacar a Córdoba como "uno de los grandes motores" que tiene el país, dijo que "si damos las herramientas, si construimos las infraestructuras que ya estamos empeñados, desde el gas, desde las rutas, desde las mejora de esos trenes de carga, Córdoba va a producir más, eso va a traer más empleo, y más empleo va a reducir la pobreza".

Por su parte, Schiaretti sostuvo que con estos acuerdos "se cierra definitivamente el ciclo" en el que "nuestra provincia sufrió un cepo institucional", y que de esta manera "se pone fin al juicio que nosotros teníamos como provincia ante la Corte (Suprema de Justicia de la Nación), porque el anterior gobierno nacional había desconocido un acuerdo de financiamiento del déficit de Córdoba".

Remarcó que "nosotros siempre queremos solucionar las cosas a través del diálogo, pero lamentablemente durante la anterior gestión tuvimos que recurrir a la Suprema Corte porque no había posibilidad de que nos reconocieran lo que nos correspondía".

Números

Tras la firma de los convenios, la provincia recibirá en forma inmediata de la Anses una transferencia de 1.500 millones de pesos, y otros 500 millones cuando avance el proceso de armonización de la caja de jubilaciones cordobesa.

El reconocimiento del total de la deuda con la provincia, asciende a 5.029 millones de pesos, de los cuales 3.029 millones serán cancelados contra deudas que Córdoba mantiene con la Nación.

La provincia, además, se compromete dejar sin efecto las acciones judiciales que había interpuesto contra la Nación a raíz de esta controversia, que se inició en 2011. También asume el compromiso de coparticipar a sus municipios un 20 por ciento de lo que recibirá de Nación.

El entendimiento se da en el marco del procedimiento fijado por la ley de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados, sancionada a fines de junio pasado, que instruyó al Gobierno a arribar a un acuerdo con las provincias cuyos sistemas previsionales no fueron transferidos a la Anses, entre las que está Córdoba.