Todos, absolutamente todos, coincidieron en un punto: la unidad es necesaria para volver al poder en 2019, y ganar las elecciones del próximo año. Lo dijo Gioja desde Roma, que habló de “transitar un camino que tiene que ver con la unidad pero no con la uniformidad”. También el bonaerense Daniel Scioli, quien advirtió que “nos quieren dividir, hasta quieren dividir La Matanza, por eso tenemos que organizarnos, hablar con nuestros compañeros y compañeras de todos los sectores para convocarlos y así crear un gran frente electoral”.

Hasta Cristina Kirchner, en una videoconferencia con el PJ porteño, consideró que “la unidad llegará cuando sea el momento, quédense tranquilos”.

El único que omitió la referencia a la unidad del movimiento fue el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien compartió un almuerzo con dirigentes de todo el país en su provincia.

“Se equivocan ahora los que creen que nos van a dividir. No podrán evitar que nos unamos para volver a ganar”, sostuvo por su parte el presidente del PJ bonaerense Fernando Espinoza.

Pese a las frases, la división quedó plasmada en la cantidad de eventos que hubo para recordar el histórico 17 de octubre de 1945, la fecha fundacional del movimiento peronista. Mientras Scioli y Espinoza estuvieron en Berisso, acompañados de numerosos intendentes y legisladores, Cristina Kirchner cerró el encuentro de los peronistas de la ciudad de Buenos Aires, más cercanos a La Cámpora. Los gobernadores, en tanto, tampoco se reunieron para conmemorar el aniversario.

Hasta los gremios tuvieron su división, con un grupo rindiendo homenaje en la quinta de San Vicente, otros dando el faltazo y, finalmente, Gerónimo Venegas en un acto oficialista en La Plata.

Contra el ajuste

Prenda de unidad dentro del PJ, Daniel Scioli pivoteó sobre el plan económico de Mauricio Macri como motor de la tan ansiada reconciliación de los distintos espacios. Frente a miles de militantes, Scioli manifestó que “tenemos que tener claro la segunda etapa del ajuste que se propone hacer el gobierno y si no, miren los consejos del FMI, aumentar la edad jubilatoria, flexibilización laboral, trabajo precario, endeudarse, recortar derechos, arancelar las universidades”.

“En estos meses los únicos favorecidos han sido el sector financiero, la minería y la soja. Cerraron paritarias por debajo de la inflación y nos quieren convencer con un bono de 1.000 pesos, yo quiero que las paritarias siempre estén por arriba de la inflación, en definitiva, la revolución de la alegría fue para los fondos buitre”, concluyó Scioli.