El presidente Mauricio Macri aseguró el viernes, al inaugurar el Primer Encuentro Nacional de Intendentes en Tecnópolis, que "se abre un nuevo tiempo para los gobiernos locales" ya que hay un gobierno nacional "que quiere trabajar codo a codo con cada gobernador e intendente sin importar los colores políticos".

"Viene una época de expansión y desarrollo para todos", auguró Macri frente a unos dos mil jefes comunales que se reunieron en el predio de la localidad bonaerense de Villa Martelli, a quienes alertó sobre su "rol fundamental en la problemática ambiental" y considerar que "es el desafío más importante que tiene por delante el mundo".

Macri instó además a los intendentes a "escuchar a los vecinos" y "devolverles la esperanza con menos enfrentamientos y más consensos", se comprometió a "colaborar con hechos concretos" con cada municipio y remarcó la comunión de objetivos del Ejecutivo nacional con los municipios.

"No tengan dudas, sus agendas son nuestras agendas, sus objetivos son nuestros objetivos. Estaremos con cada uno que tiene un compromiso con la gestión, con sus vecinos y con invertir, porque la verdadera diferencia es la capacidad de inversión que tenga cada uno de sus gobiernos", afirmó el jefe de Estado.