Roberto Di Sandro
rdisandro@cronica.com.ar

Después del rechazo judicial, el gobierno quedó contra las cuerdas. La no aceptación del tarifazo del gas dejó casi grogui a la mayoría del cuerpo gubernamental. Nadie lo hizo visible, por lo menos en el “cara a cara” con los periodistas, pero sí “entre cuatro paredes”. Los “roces”, así lo calificaron fuentes testimoniales de “varios” de los asistentes presidenciales, generaron opiniones encontradas. El Presidente mostró en ciertas ocasiones su disgusto. Algunos consideraban que la Justicia iba a ser “más benévola”, pero se dio lo contrario. Sin embargo, a pesar de haber quedados alicaídos, apechugaron y -como dijo uno de ellos- “la Justicia es la Justicia y hay que aceptarlo”.

Opinaron todos los que están siempre con Macri. Es decir, el gabinete y los que no son del Ejecutivo directo. Asesores, amigos que hacen público su pensamiento y que muchas veces fijan posiciones y dan en la tecla. Lo que sí -comentó la voz- es que el joven jefe de gabinete, Marcos Peña, habría sido cuestionado por ciertos aspectos de la comunicación. Parece que no fue muy locuaz o quizás muy poco preciso. En tanto, el que sorprendió -aun cuando fue sincero- fue Alfonso Prat Gay, con esta frase: “Después de un amplio análisis final, ahora, no contábamos con que los aumentos eran del 1.000 por ciento”.

Sin duda, se les fue la mano. ¡Ah!, en cuanto a la claridad en la comunicación, viene bien recordarle al joven Peña que se acerque a la Sala de Periodistas y hable con un sector cuya trayectoria supera los 80 años. Sabemos que la televisión gusta mucho, pero también en el primer piso de la Casa Rosada hay profesionales que representan a millares de ciudadanos ávidos de preguntar y, mucho más aún, de “repreguntar”. Para eso estamos. Comuníquese, don Marcos.

Graciela, la hormiguita.

Le tienen mucha fe. Ella también se la tiene. La llaman “La hormiguita” porque es luchadora, trabajadora y sumamente honesta. No busca más que darle una mano a su pueblo. Su nombre seguro ya lo saben: Graciela Ocaña. Es actualmente legisladora porteña. Ocupó, al principio de la era K, el Ministerio de Salud y el PAMI. Se fue porque no le gustaron muchas cosas. Hoy es denunciante de la corrupción. La proponen como defensora del Pueblo y Macri lo avala. Pero, claro, parece que la dama tiene respaldo del partido de Sergio Massa. La silla que ocupaba Eduardo Mondino aún continúa vacía. Hay más pretendientes. Ocaña hace horas estuvo con el Presidente. La oposición, que tiene derecho a esa función, también pone el grito en el cielo. El peronismo, por ejemplo. Algunos dicen que el Frente para la Victoria tendría su candidato. Pero allí saltó la voz del peronismo histórico: “El peronismo disidente, que es el verdadero peronismo, tiene que estar ahí, no el que surja del K o del C”. Contundente.

Cuidar el medio ambiente.

Alguna vez, hace más de 50 años, un presidente, que ejerció tres veces el mismo cargo, realizó un trabajo estupendo en torno al medio ambiente o a la evolución ecológica en la Argentina y en todo el mundo. Sin duda, Juan Domingo Perón -de él hablamos- era un estudioso en la materia. Tanto es así que soy testigo de la noticia cuando vino aquí el general Charles de Gaulle, presidente de Francia, y mantuvo entrevistas con el entonces mandatario Arturo Illia, quien también volcaba sus conocimientos sobre tecnología y energía renovable. Tiempo más tarde, el ex líder de Francia solicitó ese trabajo realizado por Perón para enriquecer aún más la tarea de inclusión de materias destinadas a equilibrar el medio ambiente. Justamente el otro día, el actual ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, aludió al acuerdo de París sobre el cambio climático y dio una amplia exposición sobre el particular. Allí esbozó sugerencias de tiempos anteriores conectados con los actuales en base “a egresar de pleno en el protagonismo sobre alternativas solares y eólicas”. Asistió el Presidente.

Anticipo confirmado.

En el último bloque de “Intimidades” de hace siete días anticipamos la posibilidad de que el gobierno “convoque a todos los sectores del quehacer nacional”. No señalamos en qué momento ni que tal posibilidad estuviese consolidada. Pasados algunos días, Massa anunció que la ministra Patricia Bullrich había llamado a todos los partidos políticos para entrar en un análisis profundo sobre el tema de la inseguridad y del narcotráfico. No se dijo más nada, pero sí se supo que este encuentro ya ha comenzado y muy próximamente subirá hasta la Presidencia de la Nación. No sólo la posibilidad de este tema, sino de otros que mucho tienen que ver con el momento actual y en especial en torno a la situación económica y social. Dicen que ya hay reuniones “individuales” y también confiesan: “Ahora vendrán en conjunto”. Dialoguen, señores, pero de una vez pónganse de acuerdo.

Breves y sabrosas.

El bloque de lo bueno, regular y malo, pero a veces insólito. A) Por fin: se ha instalado el cuerpo fijo de Bomberos en la Casa de Gobierno. Y Bernardo Gonzálvez, nuestro colaborador, nos trajo la noticia. Por ahora son 13 varones que están alojados en un pequeño espacio en la terraza del edificio. Cubren la sede del Poder Ejecutivo y la playa de aterrizaje de los helicópteros de la flota presidencial. Cuando estén terminadas las instalaciones definitivamente, habrá personal femenino y contarán con una pequeña central telefónica con número propio. Cuentan con tecnología de última generación y todos ellos llevan encima implementos para comunicarse con su central y con distintos estamentos de seguridad de la Casa Rosada. Excelente. B) Vicente López: visitan una empresa Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal. Anuncian nuevas inversiones en todo el conurbano. Jorge Macri habla con mapas y croquis en la mano. Le gritan: “Hace 40 años que no tenemos cloacas”. El vozarrón resuena. Todos asienten. Macri el primero. Veremos. C) Atención: con motivo de declararse “Semana de la Lucha contra la Muerte Súbita”, la Unidad Médica Presidencial dictará un taller de práctica de las Maniobras de Resucitación Cardiopulmonar (RCP) y el uso de desfibriladores automáticos. El citado taller trabajará desde la 10 a partir del 22 en el Salón Colón de Gobierno. Participarán empleados del lugar. D) A no resbalarse. Hay escalones mal calibrados en el edificio rosado. Los están arreglando para evitar tropezones o caídas. Vale. Continuará.

Silencio en la noche.

Hicieron un análisis amplio. Por un momento se centraron en una canasta familiar porteña. Los hombres de gobierno que integran el cónclave económico se quedaron casi mudos. Los números -totalmente reales- dicen que una canasta para la familia supera los 20.000 pesos por mes. Es decir que hay que ganarlos. Cuentan algunos que Macri miró a sus costados y a todos les dio la misma cuenta. En tanto, la canasta básica de los jubilados es de 13.240 pesos, según los cálculos del defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, quien brevemente confesó: “El encarecimiento de la canasta familiar deriva en que un aumento a partir de septiembre es totalmente necesario”. Le dejamos este clamor. En una de esas, antes de nuestro próximo encuentro hay alguna respuesta favorable. Chau.