Martes 17 de Mayo de 2022

Hoy es Martes 17 de Mayo de 2022 y son las 10:31 -

4 de octubre de 2018

La ameba "come cerebros" mató a joven yanqui

En cuestión de días, el parásito le provocó un daño irreversible. El joven contrajo el virus en un parque acuático de Texas. 

Un día de diversión en el parque acuático Surf Resort Cable Park, de

Texas

, le costó la vida. Fabrizio Stabile, de 29 años, fanático del surf, la pesca y los deportes extremos, aprovechó sus vacaciones para disfrutar del predio que tiene una enorme pileta con oleaje artificial. Sin embargo, además de diversión, allí encontró a la peligrosa ameba "come cerebros".

Días después de practicar sus destrezas para el surf en las piletas del complejo, ya de regreso en Nueva Jersey, Stabile cortaba el pasto de su casa cuando comenzó a sentir un fuerte dolor de cabeza, por lo que tomó unos calmantes y se fue a dormir.

Al día siguiente todo seguía igual. El dolor era cada vez mayor. Tomó una nueva medicación y se volvió a acostar. Unas horas después, cuando su madre entró a la habitación, se encontró con un cuadro terrible: el hombre no podía moverse, no hablaba y apenas balbuceaba palabras sueltas.

Sin perder tiempo, la mujer llamó a la asistencia médica y su hijo fue trasladado de urgencia hasta un hospital de la zona, donde comenzaron a hacerle estudios. Allí comprobaron que padecía una inflamación del cerebro y fiebre, síntomas compatibles con la meningitis bacteriana, por lo que decidieron sedarlo.

Sin resultados

Pese a los esfuerzos de los médicos, nada cambió. Le realizaron más exámenes para saber si había bacterias o virus. No hubo novedades. Finalmente, días después, encontraron una respuesta: Stabile tenía la ameba Naegleria fowleri, un parásito que se traslada desde la nariz hasta el cerebro y daña de manera irreversible el tejido cerebral. Por eso es conocida como la ameba "come cerebro".

Así, lograron comprobar que padecía meningoencefalitis amebiana primaria, una enfermedad rara y de extrema gravedad, pero no tuvieron tiempo de combatirla. Al día siguiente, el hombre murió.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!