Domingo 7 de Junio de 2020

Hoy es Domingo 7 de Junio de 2020 y son las 05:21 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • 3.2º
  • Despejado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

29 de julio de 2018

Robarte la identidad, el delito que está de moda

Expertos dicen que es el ilícito no violento de mayor crecimiento. Falsificar el DNI de una persona cuesta 2.000 pesos en Argentina.

Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

El robo o suplantación de identidad está considerado como "el delito no violento

" que ha registrado el mayor incremento en los últimos tres años en Argentina. La estimación es aportada por especialistas en temas de seguridad, pese a que no hay estadísticas oficiales confeccionadas para establecer de manera fehaciente la cantidad de personas afectadas por estas maniobras, ya que en la mayoría de los casos los damnificados no formulan denuncias. Una severa advertencia: la acción delictiva afecta a gente perteneciente a todas las clases sociales y casi no hay forma de prevenirse.

 

Vamos a graficar la situación en la que se ven inmersas muchas personas, que han padecido el accionar delictivo de estos grupos dedicados al fraude.

Pasemos a un ejemplo: un día, una víctima de estos grupos, recibe una intimación, confeccionada por una empresa o bien por un estudio de abogados, en la que le señalan que debe saldar la deuda que contrajo a raíz de las cuotas que no pagó luego de haber comprado un aparato de televisión. Y ocurre que dicha persona jamás efectuó la adquisición de un televisor. El damnificado comienza a preguntarse: "¿Qué pasó?". La respuesta es muy simple: valiéndose de un documento falsificado, alguien se dedicó a comprar una TV, al igual que otra clase de objetos, al fingir que se trataba de esta víctima.

Luis Vicat, licenciado en temas de seguridad, dice que "hay actualmente mucha cifra negra en estos delitos porque en muchos de los casos, por diferentes motivos, las personas afectadas por los estafadores no denuncian ante los investigadores, aunque estamos en condiciones de señalar que constituye el ilícito de características no violentas que experimentó el mayor de los crecimientos en los últimos tres años en territorio argentino".
 

Un caso muy común

Veamos otro ejemplo muy común: gracias al uso de "un documento mellizo", un delincuente obtiene un aparato de telefonía celular, que utiliza poco tiempo, sin pagar un centavo, y finalmente lo descarta. A la víctima, que ignora totalmente que un DNI con su nombre ha comenzado a moverse en el circuito comercial, cierto día le llega una carta reclamándole que abone la deuda que nunca contrajo. Alarmado, este damnificado se comunica con la empresa prestataria del servicio y allí empiezan con las preguntas de rigor y de manual: "¿Usted perdió recientemente el documento o se lo prestó a alguien o alguna persona le solicitó el número? Porque ocurre que usted, además de su línea telefónica habitual, tiene otra adjuntada". La respuesta de la víctima, casi siempre, es negativa, porque no solamente jamás perdió el DNI y además porque nunca había solicitado otra línea de teléfono. Con gentileza el empleado le dice que para resolver el problema "tiene que pasar por la sucursal y efectuar un desconocimiento, para que se le confeccione una nota de crédito".

El seguro se ocupa de cubrir el monto adeudado y la víctima, ya tranquila, no radica la denuncia del episodio, porque su problema económico está totalmente solucionado y no corre el riesgo de que su nombre aparezca en "el tradicional listado de morosos" de la temida empresa que comienza con V.

También al damnificado le surge una pregunta: "¿Cómo averiguaron mis datos?". Las respuestas pueden ser variadas, porque, actualmente, no hace falta ser un sofisticado hacker para obtener los datos de un DNI ya que el mismo se logra con apenas consultar el padrón electoral, que se encuentra al alcance de todas las personas por Internet. Además existen bases de información que se compran en el mercado por poco valor, como también se sabe que los documentos de personas, por las leyes en vigencia, se publican en el Boletín Oficial, en caso de la apertura de una empresa o comercio o ante modificaciones que se hagan en la constitución del directorio de una compañía. Y así un vulgar estafador logra obtener información tanto de un obrero como del patrón de una fábrica con apenas usar una computadora o un teléfono celular. La desprotección es absoluta.

Vicat agregó que "hay variadas metodologías para averiguar datos de una persona, como por ejemplo el envío de mails que son falsos y que son utilizados por grupos delictivos para simular ser entidades bancarias o empresas organizadoras de concursos o hasta la aparición de mensajes en las computadoras en las que al usuario se le sugiere el reinicio del sistema. El uso de estos métodos les posibilita a los estafadores la captura de contraseñas. Por este motivo, siempre es recomendable tener actualizado un antivirus pago y no gratuito. Y por supuesto, nunca se deben publicar datos personales en redes sociales. En Argentina, el 80 por ciento de la información de los ciudadanos es pública y cualquier malviviente logra acceso a la misma". 
 

Falsificar un DNI cuesta 2 "lucas"

“Falsificar el DNI de una persona tiene actualmente un valor de alrededor de 2.000 pesos, los que represan habitualmente el 10 por ciento del ilícito que habrá de ser concretado”, aseguró Vicat, quien reconoció que hay sucesos de mayor sofisticación y en los que los estafados se ven mezclados en juicios hipotecarios por sumas abultadas.

Esta clase de maniobras ilegales resulta casi imposible de ser evitada”, considera el especialista, quien a su vez recomienda la no utilización de “la tan promocionada nube” en caso de que debamos guardar información en Internet. La nube es un nuevo modelo de equipos informáticos, que sirve para trasladar archivos y programas a un conjunto de servidores, a los que la gente accede a través de diferentes dispositivos. Basta una conexión a Internet, desde cualquier dispositivo, para ingresar a los datos, para los que las personas colocan su usuario y la contraseña.

Por lo tanto, muchos de los archivos pasan a ser almacenados fuera de las computadoras personales, lo que hace que la gente pierda el control sobre ellos, porque nunca se puede estar seguro de quién accede a esa información o si está debidamente protegida.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »