Por Francisco Martirena Auber

Mientras en varios sectores de la economía el nivel de inflación tendería a estabilizarse, las compañías formadoras de precios de alimentos, bebidas y artículos de limpieza e higiene preparan aumentos, debido al costo que implicaría la segunda paritaria en Comercio que se cerrará en el corto plazo.

Así lo revelaron a "Crónica" fuentes de la industria y de los hipermercados, donde obviamente los incrementos que traerán los proveedores serán trasladados a las góndolas. Si bien en la composición del precio final de un producto el salario es un porcentaje menor, las fuentes no descartan que la suba supere el 5 por ciento en muchos casos.

"Ahora está la segunda paritaria de Comercio, que va a impactar en los precios en octubre; si hay un 15% de ajuste más un bono de 2.000 pesos, esto va directamente a precios. Las cadenas de hipermercados ya están pensando en trasladarlo apenas se conozca el porcentaje que se cierra", relató una fuente del sector.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) propuso un aumento del 15 por ciento y un bono de fin de año de 2.000 pesos para los empleados de comercio, que completa un incremento salarial anual de más del 38 por ciento. Aún falta el consentimiento expreso de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) y la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), conducidas por Jorge Di Fiori y Armando Cavalieri, respectivamente.

De todas formas, el anuncio de Cornide es un triunfo para Cavalieri, histórico referente de los mercantiles, porque abrió la puerta para que el resto de los gremios presione por un bono de fin de año, una de las exigencias que le plantearon al gobierno para no exigir apertura de paritarias.