Militantes de distintos movimientos sociales continuaban a media tarde realizando ollas populares en el Obelisco y el Puente Pueyrredón, además de cortes en la zona metropolitana y en diversos puntos del interior del país, en reclamo de la aprobación de una ley de emergencia social que ya fue presentada en el Senado nacional y de “un millón de puestos de trabajo”.

Pasado el mediodía de este miércoles dieron inicio las ollas populares frente al Obelisco, en el centro porteño, y en el Puente Pueyrredón, donde la protesta transcurría en un clima tenso y con presencia de personal policial, en simultáneo con otras ubicadas en la intersección de la autopista Panamericana y la ruta 197, y en Panamericana y ruta 202 en el norte bonaerense.

El primer corte parcial se produjo esta mañana a las 7 en la intersección de las avenidas Callao y Corrientes, en pleno centro porteño, enmarcado en la protesta nacional organizada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), el Movimiento Barrios de Pie, Frente Popular Darío Santillán (FPDS) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), entre otras agrupaciones que vienen realizando asambleas desde el sábado pasado.


Gildo Onorato, de la CTEP, dijo que “el proyecto de emergencia social estipula el otorgamiento de un salario social complementario y la creación de un millón de puestos de trabajo, para paliar la situación de hambre, pobreza y despidos que se atraviesa en todo el país y que principalmente afecta a los sectores informales de la economía”.

"La próxima semana será tratado el proyecto en las distintas comisiones del Congreso, y es necesario concientizar teniendo en cuenta el agravamiento de las condiciones sociales que se viene sufriendo, sobre todo en los hogares más humildes”, amplió el dirigente.

En el mismo sentido se pronunció Ricardo Fernández, vocero nacional del Frente Darío Santillán, quien aseguró que, entre los reclamos, “también figura la necesidad de que se incluya al sector informal de la economía en la formalidad. Pedimos trabajo decente, trabajo digno, registrado y de calidad”.

Acto de cierre

De acuerdo con lo previsto, la actividad continuará a lo largo del día con protestas en las distintas provincias, y el acto central de cierre está previsto para las 19 frente al Congreso de la Nación.

Acciones similares se realizan en la avenida General Paz en su cruce con la avenida Constituyentes, en la autopista Buenos Aires-La Plata, en el Acceso Oeste (altura Morón), y, a las 16, frente al hotel Sheraton del barrio porteño de Retiro.

En el interior del país las protestas se desarrollaban desde media mañana según el siguiente esquema: en Córdoba, en la ruta nacional 9; en Tucumán, en el Puente Lucas; en Salta, en la ruta 34 a la altura de General Mosconi; en Chaco, en la rotonda de acceso de entrada a la provincia; en Alto Valle, Puente Cipolletti; en San Luis, en la sede local del Ministerio de Trabajo; y en Formosa capital, en la Plaza San Martín, entre otras.

Pobreza

Los organizadores de la jornada nacional de protesta destacaron que las cifras de pobreza difundidas por el INDEC la semana pasada, que dieron cuenta de la presencia de 13 millones de pobres en todo el país, “no hacen más que afirmar la situación que las organizaciones sociales vienen denunciando hace tiempo”, por lo que solicitaron la implementación de “medidas urgentes para frenar el avance de la pobreza en todo el país”.

En tanto, Fredy Mariño, referente de la CCC bonaerense sostuvo que “el gobierno de (el presidente Mauricio) Macri está apretado y solo escucha a sus amigos poderosos de las grandes multinacionales. Está a la vista que se jactan de ser honestos y que tienen diálogo pero el Gobierno no habla con las organizaciones sociales que representamos a millones de trabajadores informales y pobres”.

"Están hablando todos los días por la televisión de los escolofriantes números de más del 32 por ciento de la pobreza más los números de la indigencia, pero hoy respuestas no hay. Por esto es que hoy en todas las capitales de provincias del país se están viendo este tipo de manifestaciones. Solo en La Matanza hoy hay más de 50 ollas populares con vecinos que hace meses atrás tenían trabajo y un plato de comida, hoy no lo tienen”, remarcó Mariño.